Solomillo de cerdo ibérico a la Wellington con ciruelas

  • Tiempo
    60 min
  • Raciones
    4 personas
  • Dificultad
    Mediana
  • Valoración

Ingredientes

  • 2 solomillos de cerdo ibérico
  • 12 ciruelas sin hueso Borges
  • 600 g de champiñones limpios
  • 4 chalotas
  • Aceite de oliva suave Borges
  • 1 dl de vino blanco dulce
  • 2 rollos de pasta de hojaldre
  • Pimienta negra de molinillo
  • Crema balsámica de Módena Borges
  • 1 huevo
  • Sal y 1 pizca de tomillo

Imprimir

¡Nada mejor que tener la receta en tu cocina para empezar!

Paso a paso

  1. Paso 1

    Pica las chalotas, calienta el aceite de oliva en una sartén y póchalas 10 minutos con una pizca de sal. Mientras tanto, limpia y pica los champiñones y añádelos a la sartén, salpimienta y añade una pizca de tomillo. Sube el fuego y saltea hasta que los champiñones suelten toda su agua y formen una pasta seca. Añade el vino, deja cocer hasta que se evapore completamente y déjalo enfriar.

  2. Paso 2

    Con la ayuda de un mechador, o un cuchillo alargado en su defecto, haz un agujero que atraviese la carne por el centro en toda su longitud y rellénalo con las ciruelas Borges. Inserta la mitad de las ciruelas en cada solomillo.

  3. Paso 3

    Extiende el hojaldre en una bandeja sobre papel de horno. Cubre completamente los solomillos con la pasta de champiñones. Dispón cada solomillo sobre el extremo de una masa de hojaldre y enróllalos hasta que el hojaldre los cubra completamente. Mete la bandeja en la nevera durante 15 minutos.

  4. Paso 4

    Precalienta el horno a 180º. Bate la yema del huevo y pinta la superficie del hojaldre. Hornea 45 minutos en la parte baja del horno.

  5. Paso 5

    Sírvelo sobre una base de crema balsámica de Módena y acompáñalo con una ensalada de brotes tiernos y tomates cherry.

Deja un comentario