Lasaña de pollo y champiñones

  • Tiempo
    90 min
  • Raciones
    6-8 personas
  • Dificultad
    Difícil
  • Valoración

Ingredientes

  • 20 placas de canelones
  • 200 de pechuga de pollo
  • 50 g de jamón serrano en lonchas
  • 200 de champiñones
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 250 de salsa de tomate
  • Vino blanco
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra Borges
  • Queso tipo gruyère

Para la bechamel

  • 500 ml de leche (o bebida de nuez Borges Natura)
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de harina
  • Sal

Imprimir

¡Nada mejor que tener la receta en tu cocina para empezar!

Paso a paso

  1. Paso 1

    Salpimentamos las pechugas y las asamos en una sartén con un chorro de aceite, a fuego medio, hasta que estén bien cocidas. Las picamos y reservamos.
    Lavamos los champiñones y los cortamos. Picamos la cebolla y el diente de ajo. En la misma sartén donde hemos cocinado las pechugas, sofreímos la cebolla y el ajo picado con un buen chorro de aceite, durante unos diez minutos a fuego lento. Añadimos los champiñones y el vino blanco. Cocemos a fuego medio hasta que el alcohol se evapore. Fuera del fuego, mezclamos con el pollo cocido, el jamón picado y la salsa de tomate.

    Elaboramos la bechamel. En una cazuela fundimos la mantequilla y añadimos la harina. La cocinamos unos tres minutos hasta que pierda el sabor a harina cruda, removiendo continuamente para evitar que se queme. Vertemos la leche tibia de una sola vez. Salpimentamos y vamos batiendo con varillas hasta que espese, a fuego medio.

    Hervimos las placas de canelones siguiendo las indicaciones del paquete. Las refrescamos y colamos e inmediatamente montamos la lasaña.

    En una fuente apta para el horno, ponemos una cucharada de bechamel en la base y, encima, una capa de placas de canelones cocidas. A continuación, una capa de relleno, otra de placas de canelones y otra capa de bechamel; luego otra de relleno y otra de placas de canelones y terminamos con la bechamel y el queso rallado.

    Horneamos a 180º C durante unos 20 minutos para que recupere el calor y terminamos dando un golpe de gratinado.

Deja un comentario