Crema de naranja con aliño de fresas y migas de carquiñoli

  • Tiempo
    45 min
  • Raciones
    4 personas
  • Dificultad
    Difícil
  • Valoración

Ingredientes

  • 200 g de fresones
  • 1 cucharada de vinagre de Módena Borges
  • 6 cucharaditas de azúcar

Para la crema

  • 2 naranjas
  • ½ limón
  • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar
  • 2 huevos

Decoración

  • 100 g de carquiñolis troceados (o pistachos picados)

Imprimir

¡Nada mejor que tener la receta en tu cocina para empezar!

Paso a paso

  1. Paso 1

    Lavamos y cortamos las fresas a daditos y las ponemos a macerar con vinagre de Módena y azúcar. Mezclamos bien y las dejamos durante unos 30 minutos. Por otro lado, picamos los carquiñolis en un mortero.

    Para elaborar la crema, lavamos bien las naranjas y rallamos la piel con un microplane o rallador fino. Exprimimos las naranjas y el limón y reservamos. Por otro lado, blanqueamos los huevos con el azúcar y añadimos la mantequilla hasta que obtengamos una crema. Añadimos ahora la ralladura de naranja y el zumo que teníamos reservado y removemos bien hasta que se integren en la mezcla. Vertemos todo en un cazo y cocemos al microondas a máxima potencia un minuto. Lo sacamos, removemos con una cuchara y volvemos a introducir en el microondas un minuto más. Así procederemos hasta conseguir que la crema cuaje. Dejamos enfriar.

    En la base de un vaso transparente colocamos las fresas a daditos aliñadas en vinagre, añadimos la crema de naranja y como decoración añadimos los trocitos de carquiñolis.

  2. Consejos:

    • La crema de naranja tal y como la hemos elaborado es una conserva, por lo que aguanta muchísimo en la nevera. Será un comodín para un montón de postres: rellenos de hojaldre, acompañamiento de frutas, sobre una tarta… tiene mil posibilidades. Siguiendo el mismo procedimiento podemos elaborar la crema de limón. Es también muy rica y versátil.
    • Si no es tiempo de fresones, prueba con unos dados de melocotón, con gajos de naranja o plátano.
    • Intenta que tus postres siempre incluyan fruta fresca, tu organismo lo agradecerá.
    • En el caso de que no tengas carquiñolis a mano, termina el postre con un picadillo de pistacho. Dará color, textura y sabor al postre y triunfarás.

Deja un comentario