¿Por qué el vinagre balsámico de Módena es tan bueno?

Borges - Vinagre balsámico de Modena

¿Cómo no amar el vinagre balsámico de Módena? Su agradable sabor es solo uno de los motivos de que este elixir made in Italy sea un básico de nuestra despensa. Pero hay otros:

Favorece la digestión
Contiene, entre otras cosas, los codiciados probióticos, que ayudan a hacer la digestión y mejoran la salud intestinal.

Reduce los niveles de azúcar
Según un estudio publicado en el Journal of Diabetes Research en 2015, el consumo de 20 ml de vinagre balsámico de Módena antes de las comidas reduce los niveles de glucosa en sangre, insulina y triglicéridos en personas con diabetes de tipo 2.

¡Atención, hipertensos!
Apostad por esta maravilla para aliñar vuestras ensaladas e id reduciendo paulatinamente el consumo de sal. Mano de santo.

Propiedades ancestrales
Se le llama balsámico porque en la antigüedad se aprovechaban sus propiedades medicinales contra el reuma, frotando con él la parte del cuerpo afectada.

Potasio a tope
Su alto contenido en potasio lo convierte en un aliado de excepción del sistema nervioso central, los músculos, los huesos y la metabolización de los carbohidratos.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

¿Qué fruto seco combina mejor con cada bebida?

Leer más
Blog Sabor y Salud

Mejillones en lata, un básico en tu despensa

Leer más
Blog Sabor y Salud

Cómo pelar la calabaza con facilidad

Leer más