Disfraza la verdura y conviértela en salsa para pasta

Si a los niños no les gusta la verdura hay que buscar la manera de que la incorporen en la dieta. Y qué mejor que disfrazándola en uno de los que seguro está entre sus platos favoritos: la pasta.

Calabacines, puerros, brócoli, espárrago, pimiento… cualquier verdura es perfecta para rehogar, triturar e incorporar a la salsa de tomate.

También puedes asar las verduras en vez de rehogarlas y verás cómo toman un matiz diferente.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

5 aperitivos saludables para que tu mesa se vista de fiesta

Leer más
Borges - Todos los Santos
Blog Sabor y Salud

¿Qué se lleva en Todos los Santos?

Leer más

Recetas con niños: hacer panellets en familia

Leer más