10 usos originales para las cremas balsámicas

Hay vida más allá de las ensaladas, y las cremas balsámicas nos demuestran que son las compañeras ideales de numerosos platos.

1.- Incorpóralas a tus cócteles, sé creativo. No hay mejor manera de dar un toque especial a un bloody mary que con una pincelada de crema balsámica. Oh yeah!

2.- Utilízalas para caramelizar frutos secos. Tendrás siempre a punto un aperitivo de excepción perfecto para cualquier ocasión, incluso para acompañar esos cócteles con crema balsámica.

3.- Añade un toque de crema balsámica a tu mayonesa y utilízala en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier plato.

4.- Si preparas una crema de queso fresco y le das un toque de crema balsámica ―de Pedro Ximenez, por ejemplo―, vas a elaborar unos postres de escándalo. ¿Qué te parece un cheesecake la mar de original?

5.- Tus cremas de verduras ganarán textura y sabor si las acompañas de un chorro de crema balsámica. Una crema de zanahoria y calabaza, toda una inyección de betacarotenos, gana sabor… ¡y glamur!

6.- Ese guacamole con un toque de crema balsámica de manzana hará estremecer de terror a muchos amantes de la cocina ortodoxa mexicana, pero seguro que enamorará a los espíritus más creativos.

7.- ¿Y si las utilizas como aderezo para las aceitunas? Te sorprenderá lo bien que combinan.

8.- Las lentejas y estofados de legumbres siempre agradecerán un toque de crema balsámica. Anda, pruébalo y ya verás…

9.- Helados everywhere, en cualquier época del año. No hay nada más refrescante y delicioso que un helado con crema balsámica y un toque de frutos secos.

10.- Incorpórala a tus tartars caseros, ya sean de atún, salmón o incluso ternera, para darles un toque maestro.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

El bacalao, al microondas… ¡sabe mejor!

Leer más

Vinagre antes que aceite al aliñar

Leer más

¿Conoces los tipos de pasta que hay?

Leer más