Trampantojos infantiles (o cómo conseguir que coman)

¿Te peleas a diario con tus hijos para que coman? ¿Son remilgados, selectivos o sencillamente están desganados? Prueba a jugar con los colores y las presentaciones ‘dibujando’, por ejemplo, en la crema de verduras la silueta de su animal preferido con un chorro de aceite de oliva (virgen extra, por supuesto…).

También puedes darle el cambiazo: sustituye el lomo de cerdo de los libritos por berenjena o calabacín, rellénalos con queso, rebózalos y fríelos en aceite de oliva. O fríe diferentes hortalizas (zanahorias, remolachas, boniatos, yuca…) como si fueran chips que de eso siempre tienen ganas. Si los trucos no funcionan, por lo menos os divertiréis comiendo y cocinando.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

Desayunos originales y ricos para primavera

Leer más

Trucos para una ensalada más original

Leer más

Qué hacer si te has pasado de picante

Leer más