¡Descubre todo lo que no sabías sobre la remolacha!

Borges - remolacha

A la hora de preparar una ensalada, la remolacha cocida nos permite ganar tiempo. Pero, si puedes, hazte con una cruda y cuécela en casa.

La remolacha tarda en cocerse aproximadamente una hora, y es importante que no la peles y conserves el tallo: es mejor pelarla en el momento de consumirla. Pero ¿sabías que también la puedes comer cruda? Aunque, en este caso, al ser un tubérculo y debido a su dureza es conveniente cortarla muy fina, como si se tratara de un carpaccio.

Puesto que las hojas de la remolacha también son comestibles, te recomendamos que las reserves en el momento de limpiarla: te servirán para preparar una sopa de verduras.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

Pasta como guarnición, ¿por qué no?

Leer más
Borges - tendencia gastronómica
Blog Sabor y Salud

La nueva tendencia gastronómica: ¿cómo ahorrar alimentos y dinero?

Leer más
Cocina Mediteránea

Cinco recetas sin gluten deliciosamente inolvidables

Leer más