Sofrito siempre a mano

Un truco que te permitirá ahorrar tiempo en la cocina. Cuando prepares un sofrito como base de cualquier guiso, no escatimes en cantidad y retira parte antes de continuar con la receta. Deja que enfríe, repártelo en una cubitera (¡con tapa!) y a congelar. Tendrás sofrito siempre a mano en pequeñas raciones.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

Tiempo de consumo de un aceite de oliva virgen extra una vez abierto

Leer más
Blog Sabor y Salud

Una barbacoa saludable es posible

Leer más
Nutrición

Alegra tu corazón con un puñado de nueces al día

Leer más