Tres recetas de pasta si estás a dieta

Dejando atrás ese falso mito de que la pasta engorda, te traemos tres recetas de pasta saludables y sabrosas que son perfectamente adecuadas para épocas en las que toca ponerse a dieta.

Tres recetas y tres consejos que no debes perder de vista: prepárala al dente (menor índice glucémico, más trabajo al masticar y mayor tiempo para digerirse), elige también versiones integrales (más nutrientes y mayor aporte en fibra) y evita tomarla en las cenas (para asegurarnos de que se consume la energía que aporta). Dicho esto ¡a cocinar!

Farfalle con aguacate y salmón

El aguacate y el salmón son productos ricos en ácidos grasos omega-3, en vitaminas y minerales como magnesio, potasio o zinc. Energía saludable que en esta receta combinamos con farfalle; pasta que coceremos en agua y sal, y que aromatizaremos con un chorrito de aceite de corteza de limón una vez escurrida.

El aguacate lo incorporamos fresco y troceado. Y el salmón podemos utilizarlo tanto ahumado como fresco, depende si preferimos una versión fría o tibia del plato. En este caso troceamos la pieza de salmón en dados y lo salteamos a la sartén con sal y un poquito de cilantro.

Penne con verduras al horno

Para esta receta podemos elegir las verduras que más nos gusten: espárrago verde, calabacín, berenjena, zanahoria… Las lavamos bien, troceamos y las disponemos en una bandeja de horno junto a un par de tomates frescos. Salpimentamos, rociamos con un chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra y horneamos a 200º unos 25 minutos.

Recuerda mover la verdura periódicamente.

Por otro lado, cocemos los penne en abundante agua con sal. Escurrimos y salteamos un par de minutos a la sartén con un poquito de Aceite aromático de guindilla y cardamomo. Una vez salteados, servimos con las verduras.

Espaguetis con langostinos a la soja

Pelamos y cortamos cebolla en pedazos más o menos grandes. Lavamos y reservamos las puntas de un manojo de espárragos verdes. Lo incorporamos todo a un wok o sartén, previamente engrasada con Aceite de Oliva Virgen Extra, junto a langostinos frescos pelados. Cuando ya esté casi listo, añadimos la salsa de soja y movemos un par de minutos.

Es el momento de incorporar los espaguetis, previamente cocidos y bien escurridos, para que tomen todo el sabor y el aroma del salteado. Un sencillo toque que permite viajar del Mediterráneo a Oriente.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

La vuelta al mundo en 80 platos navideños

Leer más

Salsas con yogur. ¿Por qué no?

Leer más

El bacalao, al microondas… ¡sabe mejor!

Leer más