One-pot recipes, ¡y que frieguen otros!

Lo peor de cocinar es, para muchos, el lío monumental que montan en la cocina y la cantidad de cacharros por fregar que acaban acumulando incluso con el guiso más sencillo. Para ellos, para los que aman cocinar y odian fregar —y estamos seguros de que son legión—, existen las llamadas one pot recipes. One pot… ¿queeeeeeeé? Sí, lo que oyes: recetas con una sola olla, en inglés; o, lo que es lo mismo: agarra una cazuela, hazte con unos cuantos ingredientes de calidad y prepárate unos platos que ni Ferran Adrià. Para muestra, un botón.

DE PRIMERO: Crema de zanahoria y naranja, ¡vitamina pura!
De un intenso color naranja, energético, resultón… ¿Qué más se le puede pedir a un plato?

Ingredientes:

  • 400 g de zanahorias
  • 500 ml de agua
  • 100 ml de zumo de naranja natural
  • 150 ml de nata líquida
  • Dos escalonias
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Sofríe la cebolla hasta que quede dorada, añade la zanahoria y rehoga. Cuando las verduras estén blandas, añade el agua, preferiblemente templada (puedes utilizar caldo vegetal, pero no es necesario). Cuece durante 15 minutos, deja enfriar y tritura hasta obtener una crema sin grumos. Incorpora el zumo de naranja y la nata, salpimienta, remueve bien y sirve, si te apetece, con un par de hojitas de albahaca como decoración.

DE SEGUNDO: Arroz con marisco, platazo gourmet

Un plato vistoso y sencillo, con un punto delicatessen y sin ensuciar ni lo más mínimo la cocina. ¡Así da gusto ponerse el delantal!

Ingredientes:

  • 500 g (17,6 oz) de marisco combinado al gusto: pulpo, calamares, langostinos, almejas, gambas…
  • 4 tazas de arroz bomba
  • 6 tazas de caldo de pescado
  • Aceite de oliva virgen extra

Para el sofrito

  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 1 pimiento rojo cortado en juliana

Elaboración:

Prepara un sofrito con la cebolla, el tomate y el pimiento. Añade el marisco y fríe durante unos minutos. Cubre con un buen caldo de pescado (si te gusta el arroz tirando a caldoso puedes echar más cantidad de la que recomendamos) y, cuando empiece a hervir, agrega el arroz y cocina durante unos 15-20 minutos, en función del fuego y de las preferencias. El plato estará listo cuando el arroz haya absorbido todo el caldo. ¿Un truco? Lava el arroz antes de cocinarlo, para eliminar almidón e impurezas (si prefieres que la receta te quede más bien seca, no lo laves en exceso).

DE POSTRE: Sandía a la plancha con ricota fresca y frutos secos, ¡OMG!

Una manera original, creativa y riquísima de tomar fruta de postre. Esta receta también funciona con otras frutas, como albaricoques y peras.

Ingredientes:

  • Sandía cortada en cuadrados del tamaño de una tostada de pan pequeña, de 1,5 cm de grosor
  • 100 g (3,5 oz) de ricota
  • 50 g (1,76 oz) de frutos secos

Elaboración:

Calienta muy bien una plancha o una sartén, echa la sandía y cocínala como si fuese carne o pescado. Cuando esté dorada, dale la vuelta. Una vez que esté hecha, colócala en una bandeja, añade una cucharada de ricota encima de cada trozo y completa el plato con un puñado de frutos secos. ¡Ñam!

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

Patatas, la guarnición perfecta

Leer más
Blog Sabor y Salud

Pavo relleno y asado siempre tierno

Leer más
Blog Sabor y Salud

Las hortalizas son la solución

Leer más