Rebozados más sanos con avena y semillas

¿Qué tal si cambias el pan de un rebozado por salvado de avena, sésamo o semillas de lino? Pues que habrás encontrado un nuevo y saludable terreno para explorar…

El proceso es el mismo que para un rebozado tradicional: empapa de huevo batido lo que quieras rebozar (pollo, langostinos, pescado…) y cúbrelo con el rebozado comprobando que se adhiera bien.

Prueba estos rebozados alternativos para freír o para hornear. ¡Verás qué cambio!

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

Borges - Frutos secos para levantar el ánimo

Tres frutos secos perfectos para levantar el ánimo

Leer más

Tres recetas al vapor para acompañar una pasta

Leer más

Trampantojos infantiles (o cómo conseguir que coman)

Leer más