Precauciones básicas ante el calor

No debemos subestimar los efectos de calor veraniego como tampoco escatimar en precauciones. Las altas temperaturas, los efectos del sol y el riesgo de deshidratación hacen de estos meses un momento de especial alerta. Toma nota de los siguientes cuatro consejos y vive un verano responsable:

  • No te expongas al sol y evita la actividad física durante las horas centrales del día.
  • Presta especial atención a tu hidratación. Aumenta el consumo de agua y zumos naturales.
  • Utiliza cremas con elevada protección frente a los rayos UVA.
  • Viste ropas ligeras, de tejidos naturales (algodón o lino) y colores claros. Utiliza viseras, sombreros, gafas de sol con filtros UVA y otros elementos que te protejan del sol.
  • Protege de los efectos del calor a los lactantes, niños menores de cuatro años, personas mayores y a las personas afectadas de enfermedades crónicas, personas dependientes y las que realizan trabajos en el exterior o actividades deportivas intensas.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

Cómo ser vegano y no morir en el intento

Leer más

Los “Buddha bowls” llegan pisando fuerte

Leer más

La dieta mediterránea mejora la memoria a cualquier edad

Leer más