Postres dulces y sanos para terminar las comidas navideñas

No hay nada como un buen postre para cerrar con aplauso una comida de celebración. Pero ojo, que la receta final es un arma de doble filo: si te pasas puedes llegar a arruinar todo el banquete. ¿Cuántas veces nos hemos sentido excesivamente pesados tras una cena y hemos echado la culpa a esa tarta que nunca deberíamos haber pedido?

Exacto. No es cuestión de decidir de antemano con qué postre queremos poner el broche final, sino de estudiar con cordura el menú completo con el fin de encontrar aquel que mejor encaje.

En el caso de comidas de celebración copiosas, lo más acertado es elegir recetas frescas y ligeras, esto es, con ingredientes naturales que no dificulten sino que ayuden a la digestión. ¿Ideas? Aquí van tres.

Panna cotta de té verde

El mítico flan de nata italiano versionado con té matcha. Para cuatro raciones necesitaremos: 100 ml de leche, una vaina de vainilla, dos cucharadas de azúcar, dos cucharadas de té verde, 350 ml de nata fresca y dos hojas de gelatina. Llevamos a ebullición la nata con la vaina de vainilla; retiramos y añadimos el azúcar. Hidratamos las hojas de gelatina y las añadimos a la nata y la vainilla. Mezclamos la leche i el té con ayuda de una batidora e incorporamos esta mezcla, poco a poco, a la mezcla anterior. Repartimos en moldes individuales y conservamos en frío un mínimo de tres horas.

Tatin de piña

Fina, crujiente y frutal. Para cuatro personas necesitaremos cuatro moldes individuales y los siguientes ingredientes: cuatro rodajas de piña natural, 50 g de azúcar moreno, una lámina de hojaldre y 50 g de mantequilla. Primero preparamos un caramelo, derritiendo la mantequilla con el azúcar en una sartén a fuego lento, y lo vertemos en los moldes individuales, para cubrir el fondo. A continuación, retiramos el tronco de las rodajas de piña y las colocamos sobre las bases de caramelo. Seguidamente cortamos el hojaldre, en círculos del tamaño de los moldes, y lo colocamos encima de las rodajas piña. Horneamos, a 180 °C, 25 minutos y dejamos que se enfríe durante 5 minutos. Para terminar, sacamos cada Tatin dando la vuelta a los moldes.

Vasitos de mascarpone

Un postre cremoso que puedes servir en vasitos individuales y coronar con fruta fresca como frambuesas, daditos de mango o piña… Para la crema de mascarpone necesitaremos 250 g de queso mascarpone, 4 cucharadas de nata líquida para montar y azúcar moreno. Batimos enérgicamente los ingredientes hasta dar con una textura cremosa y corregimos de azúcar hasta dar con el toque deseado.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

Cómo espesar un puré de patata demasiado líquido

Leer más
Blog Sabor y Salud

Nuevas ideas de recetas para llevar

Leer más
Blog Sabor y Salud

Prepárate una rica crema de brócoli con los tallos que te sobran

Leer más