Adiós a los postres de antes: los de ahora son ‘healthy’

No hace falta entregarse a contundentes tiramisús, tartas ultracremosas y demás delicias azucaradas para disfrutar de unos postres navideños buenísimos. El boom de la alimentación saludable nos ha traído nuevas ideas para crear platos divertidos, sanos, nutritivos y muy muy ricos, y teniendo en cuenta que los atracones van a ser de órdago, ¿por qué no apostar por unos postres sanos y ligeros, que nos ayuden a dejar algo de hueco para los turrones? Es el caso de estas tres ideas para poner un punto y final nutritivo y equilibrado a nuestras comilonas: tres postres que aúnan las propiedades de las nueces, de la fruta desecada y el potencial de los frutos secos. Un derroche de proteínas, minerales, hierro y sabor al alcance de tus manos y de tu bolsillo.

Porridge de avena con nueces y canela

Ingredientes:

Cuatro cucharadas de copos de avena
Un vaso de bebida de nuez
Un toque de canela
Un puñado de nueces
Un puñado de frutas desecadas
Una cucharada de miel

Elaboración:

Calentamos la bebida de nuez en un cazo, y añadimos los copos de avena cuando comience a hervir. Removemos durante un par de minutos. Cuando quede una papilla con una textura grumosa, apagamos el fuego y dejamos reposar. Añadimos los frutos secos, la fruta desecada y la miel, removemos y acabamos con un toque de canela.

Smoothie bowl de frutas

Ingredientes:
Un plátano
Un kiwi
Un puñado de almendras
Un puñado de nueces
Un puñado de frutas desecadas
Un puñado de semillas de chía

Elaboración:

Cortamos las frutas, y las introducimos en un bol. Añadimos la bebida vegetal de nuez hasta cubrirlas por completo. Completamos con un topping a base de frutos secos triturados, frutas desecadas y las semillas de chía.

Flan de huevo

Ingredientes:

500 ml de bebida de nuez
140 g de azúcar
5 huevos
1 cucharadita de aroma de vainilla
Caramelo líquido
Nata montada
Un puñado de frutas desecadas

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º. Batimos los huevos, el azúcar y la vainilla, y añadimos la bebida de nuez. Volvemos a batir. Colocamos la mezcla en los moldes, a los que previamente hemos añadido el caramelo líquido. Horneamos durante 45 minutos, y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez fríos, guardamos en la nevera. Servimos con frutos secos rallados por encima, junto a una bola de nata que decoraremos con frutas desecadas.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Para aprovechar carne seca o dura, ¡marínala!

Leer más

Frutas deshidratadas, pequeñas dosis con grandes beneficios

Leer más
5 recetas para una barbacoa saludable

Cinco recetas originales para una barbacoa saludable

Leer más