Nueva pirámide de la dieta mediterránea

Resulta curioso. La dieta mediterránea es el tipo de alimentación mejor valorada a nivel mundial. Tanto es así, que la UNESCO la declaró Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Sin embargo, los países mediterráneos la están abandonando, rompiendo con unas tradiciones que estaban muy enraizadas en la época de nuestras abuelas, como era cocinar productos de temporada cada día, planificando lo que se comía, y todos alrededor de una mesa.

Por ese motivo, la Fundación Internacional de la Dieta Mediterránea (IEMeD) la está tratando de revalorizar con iniciativas como una nueva pirámide nutricional. La principal novedad respecto a las versiones anteriores son los pictogramas que representan cómo llevar una alimentación con criterios sostenibles. Consejos como consumir productos locales de temporada, elegir métodos de producción respetuosos con el medioambiente, preservar las recetas tradicionales y compartir mesa en un ambiente social y familiar.

El deporte es también un hábito de vida saludable que no debe perderse porque tiene enormes beneficios tanto para nuestra salud física como psíquica. En los países del norte de Europa, el 80% de la población es físicamente activa, mientras que en el sur, con un clima más benévolo, la cifra no llega al 40%.

En cuanto a los alimentos, en la base de la pirámide se encuentra el consumo de agua, que debe ser de seis vasos, incluyendo infusiones de hierbas y café. En el siguiente escalón se representan los productos que deben formar parte de las dos comidas principales del día: aceite de oliva, frutas, verduras (variedad de colores) e hidratos de carbono como pan, pasta y arroz.

Se recomienda ingerir entre una y dos raciones al día de frutos secos, semillas, aceitunas, ajos, cebollas y especias para condimentar. Los derivados lácteos también forman parte de este escalón. El consumo de legumbres ha aumentado respecto a la versión anterior de la pirámide, y ahora se recomiendan un mínimo de dos veces por semana.

La carne blanca, el pescado y el marisco deben formar parte de la dieta a razón de dos raciones semanales; no así la carne roja y las carnes procesadas, cuya ingesta debe ser mucho menor. En la cima de la pirámide se sitúan los dulces (helados, pasteles, caramelos…), que IEMeD recomienda consumir de forma muy esporádica.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Estilo de Vida Mediterraneo

Actividad física y una buena alimentación: claves para prevenir enfermedades óseas

Leer más
Blog Sabor y Salud

¿De dónde vienen las nueces?

Leer más
Borges - bebida de nuez - Dieta saludable
Blog Sabor y Salud

Productos naturales para que tu dieta sea más saludable

Leer más