¡La mejor bebida vegetal para los más pequeños!

¿Te imaginas cómo debe ser beberte cinco nueces? Sí, sí, cinco nueces. Todo un despliegue de proteínas, vitaminas, grasas cardiosaludables y una retahíla de propiedades que tienen cabida en un simple vasito. Por todo esto, y porque la bebida de nuez está riquísima, es una gran idea introducirla en la dieta de los más pequeños. Aun así, se recomienda esperar hasta los 3 años, que es la edad en que los niños ya ha incorporado todos los alimentos a su dieta. ¡Pon bebida de nuez en su vida y asegúrate de que crezcan sanos y fuertes! Y que desarrollen un paladar de gourmet, claro. Aquí van algunos motivos para utilizarla.

Porque es versátil

Nos va a servir tanto para empezar el día acompañada de cereales, como para merendar junto a un bocadillo, preparar deliciosos smoothies con frutas (sabemos que a muchos pequeños les cuesta comer algunas frutas, que sin embargo se beberán sin pestañear si las preparamos en un batido) o para elaborar cremas de verduras con un ligero sabor a nuez. Mayonesa, bechamel, batidos de todo tipo… La bebida de nuez es tan versátil que, sin duda, va a volar de la nevera de casa.

Para combatir la obesidad infantil

En los países desarrollados aumenta peligrosamente el número de niños y adolescentes con problemas de sobrepeso a causa, fundamentalmente, de la sobrealimentación, el exceso de productos procesados y la vida sedentaria. Incorporar los frutos secos a la rutina de un niño le garantizará unos hábitos saludables cuando sea adulto, ya que numerosos estudios asocian el consumo de frutos secos con el menor riesgo de obesidad y, por tanto, de enfermedades cardiovasculares.

Porque no paran

Es raro que los pequeños de la casa se estén quietos (y, cuando lo están, los padres suelen preocuparse). Por ello es fundamental que dispongan de la energía necesaria. Y la bebida de nuez puede ser una gran ayuda para que su corazoncito se mantenga sano y fuerte para jugar incansablemente, desde el momento en que se despiertan hasta que cierran los ojos (aunque seguro que siguen jugando en sueños).

Porque las nueces tienen calcio a raudales

Las nueces son una fuente fundamental de calcio, un mineral que, en contra lo que muchos piensan, encontramos en muchos alimentos más allá de la leche y derivados. El calcio es imprescindible para la formación y el desarrollo de los huesos, por lo que su ingesta es importantísima a todas las edades, pero especialmente en niños y personas mayores.

Y potasio, mucho potasio…

El potasio es el tercer mineral más importante para el funcionamiento de nuestro organismo, tras el calcio y el fósforo, y es decisivo, entre otras cosas, para regular el sistema nervioso. Interviene en la producción de proteínas y ayuda a metabolizar los hidratos de carbono, que son fundamentales para los más pequeños. De hecho, los carbohidratos son, junto con los azúcares, muy necesarios para aportar a los niños toda la energía que necesitan cuando están creciendo, y el potasio presente en las nueces será un buen aliado para conseguirlo.

Porque su cerebro nunca para

Las nueces son una fuente de proteínas, necesarias para el desarrollo de los músculos, el cerebro y los órganos vitales del cuerpo. Y el cerebro de los niños suele ser una sorprendente fuente de ideas tan estrambóticas como encantadoras. Y es que, ¿cuántas proteínas se necesitarán para idear incesantemente, durante 24 horas al día, nuevos usos de todos los objetos de la casa como juguetes apasionantes? Sin duda, muchas. ¡Y para eso está la bebida de nuez!

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

5 hábitos saludables para comer mejor

Leer más

El estudio PREDIMED y los beneficios de la Dieta Mediterránea

Leer más

Borges launches a new website

Leer más