La vuelta al mundo en 80 platos navideños

La Navidad no se concibe sin una buena comida. Sinónimo de reunión familiar y de celebración en torno a una mesa, pocas veces al año nos esmeramos tanto en organizar un suculento festín como en la cena de Nochebuena y en la comida de Navidad. En estas fechas manda la tradición, que varía según el país, la región e incluso la ciudad donde vivas. Del bacalao con coliflor gallego a los romeritos mexicanos, un paseo a lo “Willy Fogg” por las mejores recetas navideñas del mundo.

España

Marisco, lombarda, capón, cordero, pavo, besugo, bacalao, turrón, polvorones, mazapanes, frutos secos y frutas desecadas son algunos de los ingredientes más comunes en los menús navideños españoles, pero las especialidades cambian según la comunidad. Algunos ejemplos:

  • Aragón: el cardo es la estrella. Puede prepararse con bechamel o salsa, normalmente de almendras, y/o con bacalao, entre otras variantes. El ternasco es la carne predilecta y en los postres, no puede faltar el empanadico, a menudo relleno de calabaza.
  • Asturias: crema de ‘andaricas ‘(nécoras), ‘cabritu a la sidra o pitu’ (pollo de corral) con ‘patatines’ y ‘casadielles’ rellenas de nuez componen un señor menú.
  • Cantabria: los caracoles a la montañesa, hechos con la paciencia y amor que tanto aplican las abuelas, son los reyes según la tradición.
  • Castilla y León: en cualquiera de sus despensas podrías encontrar lombarda, cardo, coliflor, chacinas, lechazo o cochinillo, listos para deglutir sin límites.
  • Cataluña: famosa es su ‘escudella i carn d’olla’, el cocido catalán. Primero se toma la sopa con ‘pilota’ (una especie de albóndiga) y ‘galets’ (la pasta en forma de caracola) y después la carne y demás ingredientes usados para hacer el caldo. Las sobras van para los canelones que comen el día de Sant Esteve, el 26 de diciembre.
  • Galicia: el bacalao con coliflor es el rey de la mesa. Aunque… ¿quién puede resistirse a sus mariscos?
  • País Vasco: se impone la berza con aceite de oliva y ajos, y los postres como la ‘kapoizopa’ (sopa con miel) o la ‘intxaursalsa’ (sopa dulce de nueces).

Polonia

La Nochebuena polaca (Wigilia) está repleta de rituales que se han trasmitido a lo largo de los siglos. La tradición dicta preparar doce platos en honor a los doce apóstoles y ninguno de ellos debería llevar carne. La realidad es que no siempre se preparan todos, pero la creencia dice que cuantas más recetas se cocinen, más prosperidad tendrá esa familia. Importante para el comensal: ¡debe degustarlos todos!, ni que sea en una pequeña ración… Y un detalle que nos encanta, todas las familias deben dejar un hueco en la mesa con un cubierto de más por si se presenta inesperadamente un invitado. Un gesto simbólico pero bonito.

La cena comienza partiendo una hostia (oplatek) y repartiéndola entre todos -incluso las mascotas-, que la toman entre buenos deseos y felicitaciones navideñas. Comienza el festival gastronómico, donde el pescado es uno de los imprescindibles, especialmente la carpa. Dicen que si te guardas una de sus espinas en tu cartera, no te faltará el dinero. También adoran el arenque con cebolla y aceite de oliva, la sopa de setas y la de remolacha, la col fermentada… y de postre, no faltará una deliciosa compota de frutos secos y pastel de semillas de amapola.

Noruega

El plato navideño más popular es el ‘ribbe’ o panceta asada, que sirven con ‘chucrut’ y patatas hervidas, salchichas de Navidad (de cerdo y muy especiadas), albóndigas y salsa. Le sigue en fama el ‘pinnekjøtt’, unas costillas de cordero saladas y desecadas, a veces ahumadas. Menos tradicionales pero también muy presentes están el pavo y el cochinillo asado. Las familias menos carnívoras suelen cocinar ‘lutefisk’, un pescado desecado que luego se cocina al horno y que se acompaña de patatas, bacon, puré de guisantes y mostaza. Aunque el bacalao fresco también se cuela en muchas mesas navideñas.

En los postres deberían servirse galletas de siete clases diferentes; aunque no todo el mundo lo hace, nunca deberían faltar las famosas galletas de jengibre o ‘pepperkake’. Como en todas las grandes celebraciones noruegas, no falta la tarta de almendras ‘kransekake’, elaborada de forma piramidal. También aquí tienen mazapán, a menudo cubierto de chocolate, que toma el nombre de ‘julemarsipan’. La bebida navideña por excelencia es el ‘aquavit’, un licor de patata aromatizado con anís, semillas de alcaravea, eneldo, hinojo y coriandro. Claro que el vino caliente especiado, llamado ‘gløg’ y mejorado con almendras y pasas, es un plus para calentar el cuerpo en estas gélidas fechas.

Estados Unidos

En todas las casas de USA reciben a los comensales con un ‘egg nog‘, un ponche de huevo, dulce, alcohólico y especiado, normalmente elaborado con huevo, azúcar, leche, brandy o ron, vainilla, canela… Preferible acompañarlo con unos frutos secos de picoteo para no acabar muy perjudicado.

Ya sentados en la mesa y al igual que en el día de Acción de Gracias, millones de estadounidenses se disponen a trinchar el pavo en Navidad. Asado o relleno (a menudo no faltan las frutas desecadas en su interior), suele acompañarse de puré de patatas, salsa de arándanos (cranberry sauce) y verduras como judías verdes crujientes. El punto final del festín lo ponen las galletas navideñas, más apreciadas si se hornean en casa con forma de motivos navideños, y el pastel de manzana o de calabaza.

Brasil

El ‘bacalhau‘ (bacalao) es el pescado favorito en fechas navideñas y en muchos casos se utiliza para cocinar la ‘moqueca‘, un guiso muy popular en el país. Los paladares carnívoros se decantan por el ‘Perú de Natal‘ (pavo relleno con frutos secos y frutas desecadas al estilo estadounidense) o el ‘Tender de Natal‘ (lomo de cerdo adobado), acompañado de ‘farofa‘, un tipo de harina brasileña, y/o arroz de Natal, habitualmente hecho con pasas. De postre habitualmente hacen ‘rabanadas’, que vienen a ser como nuestras torrijas.

India

Al ser un país mayoritariamente hindú, no es una fecha tan señalada como en otras partes del mundo, pero aún así son muchos los que festejan el 25 de diciembre, allí conocido como Bada Din (Día Grande). Esa jornada preparan un pan de frutos secos que sacan a la calle para compartirlo entre los vecinos y amigos. Otros dulces típicos son dos de la región de Goa que usan la leche de coco entre sus ingredientes principales: la ‘bebinca’ y el ‘dodol’.

México

Los ‘romeritos’ protagonizan uno de los platos mexicanos con más arraigo, en el que esta planta silvestre autóctona se guisa con camarones secos, papas, nopales, almendras y chile, principalmente. El bacalao, los tamales y el pavo relleno (aquí llamado ‘guajolote’) son otras recetas muy populares en estas fechas. Para beber, acostumbran a servir caliente un ponche de frutas, en el que el aguardiente azucarado se prepara con tamarindo, guayaba, ciruela pasa y tejocote entre otros ingredientes. Otras dos bebidas de origen azteco suelen acompañar los postres: el ‘champurrado’, a base de chocolate, y el ‘atole de guayaba’. Es típico acabar la cena con una ensalada de Nochebuena hecha con manzana, betamel, jícama, nueces… y bien mezclada con una crema, y con buñuelos.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Borges - Chocolate
Blog Sabor y Salud

¿Por qué nos gusta tanto el chocolate?

Leer más
Estilo de Vida Mediterraneo

10 consejos para recuperarse de los excesos de verano

Leer más
Blog Sabor y Salud

Playlist gastronómica: temazos italianos para escuchar mientras cocinas pasta

Leer más