7 formas muy sabrosas para decir «Te quiero»

Ya está aquí San Valentín, otra vez. Otro año más calentándote la cabeza… ¿cómo sorprender a tu pareja? Este año huye de grandes dispendios y de planes rocambolescos, con estas sencillas ideas gastronómicas le robarás el corazón. El primer consejo: no las limites al 14 de febrero, ¡cualquier día es bueno para demostrar tu amor!

1. Para empezar bien el día

Preparar un buen desayuno y llevárselo a la cama, hará que tu pareja se despierte -¿por fin?- de buen humor y adorándote por el detalle. Asegúrate antes de que tienes una bandeja apropiada, mejor con patas, si no quieres que el café se desparrame sobre tu enamorad@ y la cosa acabe en drama. Algunas ideas para un desayuno saludable y energético: zumo de naranja recién exprimido, tostadas untadas con tomate, aceite y sal, huevos revueltos, un bol de fruta cortada, un bol de frutos secos, café o té y unas galletitas. No tengáis prisa en acabar, ni en salir de la cama…

2. Una receta dulce

Este día se permite ser cursi, aunque mejor no pasarse. Prepara un pastel (o unas galletas) en forma de corazón para darle un toque más «sanvalentinero» a tu postre. Una propuesta saludable: tarta de pasas y nueces. Mezclas un huevo con 200 gramos de azúcar y 30 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. Luego añades 350 gramos de harina con un sobre de levadura en polvo y mezclas. Viertes poco a poco medio litro de leche y un chorrito de anís. Cuando esté todo bien batido, añades las pasas y nueces un poco picadas y pasadas por harina para que no se hundan. Lo pones en un molde untado con mantequilla y lo horneas unos 40 minutos a 180 grados. Puedes acabarla con un mensaje personalizado dibujado con mermelada de frambuesa.

3. El regalo más ‘foodie’

Una cesta de productos gourmet es un obsequio que gusta a todo el mundo, se puede personalizar según sus productos favoritos y tu presupuesto y… ¡lo compartirá contigo! Vino, jamoncito, queso, aceite de oliva Premium, una vinagreta original -de soja y sésamo por ejemplo-, frutos secos, mermeladas y dulces artesanos… Tú decides. Elige un ‘packaging’ bonito para que la presentación del producto no desentone con la ocasión.

 4. Para perezosos

Quizás sea una idea un poco manida, pero es facilísima de hacer y muy resultona. Sí, las fresas bañadas en chocolate son sensuales y funcionan para llamar al deseo. Más aún, si las acompañas de un buen champán o cava. Tan sencillo como hacer un baño maría con chocolate, untar las fresas y dejar sobre una bandeja con papel de horno para que endurezcan.

 5. Una cena romántica

Tienes la opción de reservar en un restaurante bonito de ambiente intimista o de preparar la cena en tu casa. Para los que opten por esta segunda opción, algunos consejos para triunfar… Preparar la atmósfera es casi tan importante como lo que vayáis a comer. Elige una iluminación media para que resulte más acogedor pero que os podáis ver bien. Deja lista una banda sonora relajada y a volumen bajo para no entorpecer vuestra conversación. Viste la mesa para la ocasión, con tu mejor mantel, buenas copas y vajilla, algún detalle ornamental bonito sin caer en obviedades cursis (o sí, es tu celebración…). El menú mejor si lo puedes preparar con antelación, si te ve agobiad@ cocinando es probable que se pierda la magia. No es el momento de complicarse la vida: una ensalada de aguacate y nueces con una buena vinagreta, un pollo con frutas desecadas, un vino joven fácil de beber y una fondue de frutas con chocolate puede ser una buena elección.

6. Ingredientes afrodisíacos

Ningún estudio científico avala su existencia, pero hay quienes aseguran que ciertos alimentos, por sus propiedades, potencian la líbido. Entre ellos, el marisco -y especialmente las ostras por su alto contenido en zinc-, el cacao, las fresas, los higos, la sandía, los espárragos, las almendras, las nueces, el caviar, la trufa, el aguacate, el chile, la miel y especias como la canela y el jengibre. Un buen día para abusar de cualquiera de ellos.

7. Sibaritas también en la cama

Los que busquen el placer gastronómico y… algo más, pueden disfrutar de una comida libidinosa sin sentarse a la mesa: el cuerpo de tu pareja será el mejor recipiente. ¿Quieres una buena ensalada? Prepara una vinagreta con aceite de oliva, vinagre de Módena, sal y pimienta, emulsiona y aplica con un pincel. Cierto: tampoco necesitas cubiertos para saborearlo. Deja libre tu imaginación y huye de convencionalismos. Con la comida claro que sí se juega.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Borges - Cocktail natura
Blog Sabor y Salud

Una selección de frutos secos para cada ocasión

Leer más
Cocktail de frutos secos Borges Natura - aperitivo saludable
Blog Sabor y Salud

El aperitivo más saludable

Leer más
Blog Sabor y Salud

El truco de una buena bechamel

Leer más