Espinacas frescas o congeladas: ¿se cocinan igual?

Borges - Espinacas frescas o congeladas

Las espinacas frescas abultan mucho, pero cuando las cocinamos su volumen se reduce considerablemente. En el momento de echarlas en la sartén parece que no vayan a caber, pero en pocos segundos se consume el agua que contienen y se condensan.

Si no tenéis espinacas frescas las podéis substituir por espinacas congeladas. Sin embargo, tened en cuenta que, si en el caso de las frescas habéis usado 1 kg, en el de las congeladas necesitaréis la mitad.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Nutrición

Qué dieta seguir si estás embarazada

Leer más
Blog Sabor y Salud

3 smothies con bebida de nuez para empezar bien el día

Leer más
Cocina Mediteránea

5 recetas para intolerantes al gluten

Leer más