El secreto está en el rebozado

Son muchos los distintos rebozados a los que podemos recurrir para dar un toque diferente a nuestros platos. Por ejemplo, ya os enseñamos cómo preparar un pollo con rebozado de nueces.

Pero podemos sustituir las nueces por otras variedades de frutos secos (almendras, pistachos, maíz frito…), o incluso podemos probar con nachos o con patatas fritas: solo hay que machacar bien estos ingredientes y podremos rebozar con ellos fácilmente.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

Tiempo de consumo de un aceite de oliva virgen extra una vez abierto

Leer más
Blog Sabor y Salud

¡Échale olivada a tu imaginación!

Leer más
Borges - Menu Setmana Santa
Blog Sabor y Salud

Menú saludable para Semana Santa

Leer más