Dieta Mediterránea, una arma contra la arteriosclerosis

¿Sabías que la dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra y frutos secos puede llegar a revertir la arteriosclerosis en las arterias carótidas en tan solo un año?

La dieta mediterránea y los aceites de oliva ricos en polifenoles, como el aceite de oliva virgen extra, son una herramienta útil para la prevención de la arterioesclerosis.

Las conclusiones del estudio PREDIMED proporcionan evidencias. Los resultados ponen de manifiesto que adaptar nuestros hábitos nutricionales en favor de la dieta mediterránea y un consumo abundante de aceite de olive virgen extra reduce en un 66% el riesgo de enfermedad arterioesclerótica periférica sintomática. De los grupos de estudio utilizados para el estudio  PREDIMED, el que tuvo asignada la dieta suplementada con frutos secos también experimentó una reducción significativa del riesgo, del 50% en comparación con el grupo de control del aceite de oliva virgen extra.

¿Qué es la arteriosclerosis?

La arterioesclerosis es una enfermedad que afecta a las paredes arteriales, se desarrolla de forma lenta y progresiva, y produce un estrechamiento de la arteria y causa rigidez en su pared. En ocasiones, la arterioesclerosis puede llegar a taponar el vaso e impedir el flujo sanguíneo.

Según la zona arterial afectada pueden producirse distintas manifestaciones clínicas:

–   Si afecta a las arterias coronarias se produce un infarto de miocardio, angina de pecho o muerte súbita.

–   Si son las arterias del sistema nervioso central las afectadas, se produce un infarto cerebral (o ictus) y accidente isquémico transitorio.

–   Si están afectadas las arterias de las piernas, se produce claudicación intermitente (dolor en las piernas que impide andar) y gangrena.

Aceite de oliva virgen extra, el mejor aliado

Existe una relación entre el consumo de aceite de oliva virgen extra (AOVE) y una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, el deterioro cognitivo y algunos cánceres. El aceite de oliva virgen extra posee varias cualidades incluyendo su único contenido en lípidos (una alta proporción de grasas monoinsaturadas como el ácido oleico) y altos niveles de escualeno, vitamina E y polifenoles, agentes antioxidantes que, con su absorción, modifican nuestro metabolismo.

En la dieta mediterránea se contempla al menos una toma diaria de 25-50 ml de aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas soperas al día.

PREDIMED ha sido el primer ensayo clínico que ha mostrado que una intervención dietética puede reducir el riesgo de arteriopatía periférica. Quienes tenían más engrosada la capa arterial debido a la arterioesclerosis, mejoraban significativamente y había una regresión de las lesiones en las personas que habían seguido una dieta mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra o con frutos secos.

Según el profesor Martínez-González, catedrático de Medicina Preventiva en la Universidad de Navarra, éstos son los mayores beneficios que ha mostrado el ensayo PREDIMED sobre la dieta mediterránea, que con un 66% de reducción del riesgo de arterioesclerosis supera el 30% capaz de alcanzarse en los casos de enfermedad cardiovascular.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

¡El poder de la cúrcuma!

Leer más
Borges - Cremas de verduras
Blog Sabor y Salud

Cremas de verduras originales

Leer más

El bacalao, al microondas… ¡sabe mejor!

Leer más