Qué dieta seguir si estás embarazada

Tanto si estás embarazada como si tienes intención de estarlo, es importante que cuides tu alimentación de manera especial. No te obsesiones con falsos mitos y sigue una dieta variada, equilibrada y saludable.

Pero también, ten en cuenta una serie de precauciones, condicionadas por los cambios que tu cuerpo experimenta durante el proceso de gestación. Te los contamos en estas claves:

Una base de dieta saludable.

Una dieta correcta durante el embarazo no es muy diferente a la que debe llevar cualquier adulto. Rica en carbohidratos complejos (pasta, arroz, legumbre), con especial atención a los cereales integrales; abundante fruta, verduras y hortalizas; baja en grasas animales, con suficiente pescado y generosa en fibra y agua.

La importancia del ácido fólico…

Esta vitamina es determinante en la formación del cerebro y la médula espinal del bebé, por lo que debemos asegurar unos buenos niveles. Lo encontrarás en el tomate, la remolacha, guisantes o espinacas.

..del calcio,

Una mujer embarazada necesita unos 1.000 mg diarios de calcio, es decir, unos 3 vasos de leche o 4 yogures. El calcio es imprescindible para la formación de huesos y dientes. Si no tiene suficiente, el feto lo obtendrá de los huesos de la madre, haciéndolos más frágiles.

…y del hierro.

Durante el embarazo el volumen de sangre aumenta, y con ello, la demanda de este mineral, que pasa de unos 15 mg diarios a casi el doble. En casos de anemia, la madre se notará más cansada y será más propensa a sufrir infecciones. El hierro de carnes rojas es mejor absorbido que el de vegetales; sin embargo, la absorción de este último se potencia si se acompaña de proteína y vitamina C.

Ácidos grasos omega 3.

Importantes para la construcción del cerebro y una excelente fuente de grasa saludable. Presentes en pescados azules, que además aportarán otro nutriente imprescindible en el embarazo: la proteína. También en frutos secos.

Selecciona los pescados:

Debido a los posibles contaminantes tóxicos presentes en pescados, se aconseja optar por especies pequeñas, como salmonetes, doradas, caballas o sardinas.

Ojo con las listerias.

Son unas bacterias que se transmiten con los alimentos y que en el caso de mujeres embarazadas el riesgo de infección es veinte veces mayor. Por ello, hay que evitar el consumo de pescados crudos y ahumados, carnes poco cocidas, quesos de leche no pasteurizada, mahonesas caseras y cualquier receta con huevo semicrudo. También es importante lavar muy bien las hortalizas.

Nada de alcohol y cuidado con la cafeína.

Ambas sustancias pasarán al bebé y las eliminará más lentamente que un adulto.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

Tres recetas para que los adolescentes se diviertan cocinando

Leer más

¿Por qué las nueces son eficaces contra el colesterol?

Leer más
Borges - Bebidas vegetales
Blog Sabor y Salud

El auge de las bebidas vegetales. ¿Por qué gustan tanto?

Leer más