Cinco desayunos con bebida de nuez para que la vuelta al cole esté CHU-PA-DA

Borges - esmorzars

El verano llega a su fin y la vuelta al cole se va haciendo realidad. Esto conlleva ingeniar infinidad de recetas para evitar que nuestros hijos caigan en la monotonía y para que mantengan una alimentación saludable y variada. La bebida de nuez es una buena opción a la hora de desayunar, ya que aporta la energía necesaria para afrontar el laaaaaaaargo día de colegio que les espera. ¡A plantar cara al otoño!

Porridge de cacao

Para que el desayuno de los niños no sea tan aburrido (y poco nutritivo) como el típico vaso de leche con cacao, le vamos a dar un toque original, además de infinidad de nutrientes. Para esta receta solamente necesitaremos una taza de bebida de nuez, de avellana o de almendra, media taza de copos de avena y una cucharadita de cacao puro en polvo. Se ponen los ingredientes en un cazo, se calientan a fuego medio hasta que quede la textura deseada y… voilà! El resultado es un desayuno de campeonato. ¡Eh!!! Sí, sí, tú: ¡suelta el bol, que es para los peques! 😉

Tortitas de avena

Vamos a versionar las tradicionales tortitas y a elaborarlas con bebida vegetal. Se necesitan 125 g de harina de avena (se puede sustituir por otra harina al gusto), 200 ml de bebida de nuez y un huevo. Se mezclan los ingredientes hasta que quede una masa homogénea y se cocinan en la sartén con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra. Lo más divertido es que los peques pueden experimentar y decorarlas a su antojo, ideando sus combinaciones preferidas con toppings dulces o salados.

Pudin de chía

Este desayuno se puede convertir en un entretenido experimento para nuestros pequeños, ya que habrá que hidratar unas semillas de chía en bebida de avellana, de nuez o de almendra. A 200 ml de bebida vegetal añadiremos cinco cucharaditas de postre de chía. Dejaremos la mezcla en la nevera toda la noche y por la mañana se habrá obrado la «magia»: al absorber el líquido, las semillas adquirirán una textura suave, gelatinosa y muy agradable. ¡Los niños quedarán fascinados con el cambio! Se puede añadir cacao, canela o la fruta que más les guste.

Batidos

Esta bebida es la preferida de los niños, pero si es de procedencia industrial suele llevar cantidades ingentes de azúcar. Es mejor preparar los batidos en casa, ya que serán mucho más saludables y nutritivos. ¿Un ejemplo? Pues un batido de plátano y fresas que es un primor. Ponemos en la batidora 150 ml de bebida de nuez, un plátano y tres fresas y estará listo en segundos. La bebida de nuez le da un toque genial, y se puede combinar con infinidad de frutas y otros ingredientes, como el coco rallado, el cacao o la canela. ¡Ah, y déjales experimentar! La próxima vez, que sean ellos quienes elijan sus frutas preferidas.

Repostería vegana

Bizcochos, magdalenas, brownies, carrot cakes… Prueba a aportar a tu repostería casera un toque de bebida vegetal. ¡Le dará un sabor y una esponjosidad que marcará la diferencia! Para que el bizcocho te dure toda la semana solo tienes que congelarlo en porciones individuales y extraerlas la noche anterior. Tendrás siempre a punto un desayuno fresco.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

El limón, una buena solución

Leer más
Blog Sabor y Salud

¿Qué fruto seco combina mejor con cada bebida?

Leer más
Cocina Mediteránea

Cómo preparar una fiesta mexicana en casa

Leer más