Truco: Congelar la pasta cocida

¿Te ha sobrado pasta cocida y te sabe mal tirarla? Te avisamos que no es el ingrediente que mejor soporta las altas temperaturas, pero podrás recuperar un plato apañadito.

Antes de introducir el recipiente apropiado en el congelador, rocía la pasta con un poco de aceite para que luego puedas descongelarla con mayor comodidad.

Cuando quieras comerla, recuerda sacarla unas horas antes y mantenerla a temperatura ambiente, luego trasvasa el recipiente a una cacerola con agua y caliéntala al baño maría a fuego lento. Y ya está… ¡almuerzo solucionado!

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

Recetas con niños: hacer panellets en familia

Leer más

Vinagre para unos huevos duros perfectos

Leer más

Cinco beneficios que demuestran que el aceite de oliva es súper sano

Leer más