5 motivos saludables para comer frutas desecadas

5 motivos saludables (y uno práctico) para comer frutas desecadas

Higos secos, dátiles, pasas, ciruelas… Además de por su sabor, tienes una razón más importante para incluir estos ingredientes en tu dieta: ricas en fibra y con más nutrientes que la fruta fresca, las frutas desecadas son una indudable fuente de salud. La gama ‘Borges de Temporada’ te las presenta en cuatro variedades sin hueso ni pepitas y cuidadosamente seleccionadas para una calidad óptima. Éstas son sus cualidades nutricionales:

1. Laxante natural

Las frutas desecadas concentran seis veces más fibra que las frutas frescas: su aproximadamente 15 gramos de fibra por cada cien gramos favorecen el tránsito intestinal, evitan el estreñimiento y logran un alto poder saciante. Los higos secos son los que más aportan.

2. Cápsulas energéticas

Su contenido en azúcar asegura un aporte calórico muy valioso para afrontar la fatiga y aumentar el optimismo. Deportistas, niños y embarazadas encontrarán en las frutas secas su aliado perfecto. ¿Estás a régimen? Una ración no tiene porqué ser un freno para conseguir tu objetivo, pues aunque contienen bastantes calorías son bajas en grasas. Un puñado (25 gramos) de ciruelas tiene unas 40 kcal.; de higos secos, 62 kcal; de dátiles, 75 Kcal, y de pasas, 80 kcal.

3. Muy nutritivas

Las frutas desecadas concentran un montón de minerales y vitaminas que tu cuerpo agradacerá: calcio, hierro, magnesio, potasio, provitamina A (betacaroteno), vitamina B1, B2 y B3… Todos en su conjunto ayudarán a fortalecer tus huesos y músculos, a disminuir el cansancio y a potenciar tu bienestar. Lo que probablemente no sabías es que su valor nutritivo es muy superior -incluso cinco veces- al de la fruta fresca. ¿Por qué? Al desecarse la fruta fresca, se reduce el agua y se concentran al máximo los nutrientes; tan fácil como eso.

4. Extraordinarias para el corazón y los huesos

El alto contenido en potasio de la fruta desecada facilita la eliminación del exceso de líquido y sodio y es bueno para los músculos, por lo que es especialmente reseñable su beneficio para la salud cardiovascular. También para la salud ósea, con estudios que incluso están investigando el valor funcional de la ciruela en mujeres menopáusicas y con mayor riesgo de osteroporosis. También el higo seco es conocido por su calcio.

5. Poder antioxidante

Los polifenoles, los carotenoides y las vitaminas A y E de las frutas secas actúan eficazmente contra el envejecimiento de nuestra piel y nuestro cuerpo. No hay mejor antiarrugas que el consumo de antioxidantes naturales.

6. Sabrosas y fáciles de usar

Ya sea como snack entre horas, como postre o como ingrediente de suculentas recetas, las frutas desecadas aportan un toque apetitoso y festivo a nuestra dieta. Y lo mejor: son muy prácticas a la hora de utilizarlas. La nueva gama de frutas desecadas ‘Borges de Temporada’ comprende higos secos, dátiles sin hueso, pasas sin pepitas y ciruelas sin hueso, elaboradas a partir de las mejores frutas recogidas en su temporada y presentadas en cuatro packs que siempre querrás tener en tu despensa. ¿Quieres alegrar una ensalada o hacer más especial un pollo? Tan sencillo como añadir un puñado de frutas secas.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

Disfrutar del sol saludablemente

Leer más
Borges - Bebida de avellana
Blog Sabor y Salud

Bebida de avellana con cacao: revoluciona tus desayunos

Leer más

LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA, MÁS COMÚN DE LO QUE CREEMOS

Leer más