4 formas distintas y sabrosas de comer almendras crudas

Bogres - utilizar las almendras crudas

Hay tantas, tantísimas, maneras de comer almendras crudas, que necesitaríamos un tratado para enumerarlas todas, pero aquí tienes 4 ideas:

  • Rállalas y úsalas de topping con lo que se te ocurra: bowls, yogures, zumos, helado, pasteles caseros, macedonias, cremas de verduras e incluso verduras al vapor.
  • Consúmelas a modo de tentempié deluxe: un puñado de almendras, un pedazo de queso curado y unos crackers de calidad. Para acabar, un zumo verde y no se nos ocurre mejor merienda.
  • Incorporálas a los guisos: con pollo, carnes en general, pescados al horno, cuscús, arroz, en salteados… Añádelas a tus recetas y cuidarás tu corazón al tiempo que aportas sabor a los platos.
  • En pan y bizcochos. No importa si vives con la panificadora a todo trapo o si prefieres hornear: añade las almendras a tus creaciones y verás qué bien.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

¿Por qué deberías comer más pistachos?

Leer más
Borges - mente saludable

Siete pasos para mantener una mente saludable

Leer más

Desayunos originales y ricos para primavera

Leer más