El aceite virgen extra de primera cosecha

A lo largo de la historia, todas y cada una de las culturas que se han desarrollado a orillas del Mediterráneo han cultivado, como si de un tesoro se tratase, el olivo, uno de los árboles más antiguos del mundo. De sus frutos se obtiene el aceite de oliva, un alimento que, por su olor, sabor y textura, se ha convertido en imprescindible en nuestras cocinas, ya que es capaz de convertir lo más simple en un manjar exquisito. Pero también se utiliza como tratamiento de belleza.

A pocos productos se le atribuyen tantas bondades como al aceite de oliva. Según múltiples investigaciones, tiene un alto contenido de polifenoles. Estos compuestos han demostrado sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. La ingesta de alimentos ricos en polifenoles puede mejorar la salud cardiovascular, protegernos frente a enfermedades como la arterioesclerosis y el cáncer y luchar contra el envejecimiento.

Pero como bien saben los amantes del aceite de oliva, no todos son iguales. Cuanta más calidad, mejor es su sabor y mayores son los beneficios para nuestro organismo.

En esta época del año, encontramos en el mercado uno de los aceites más reconocidos y buscados a nivel internacional: el aceite de oliva Virgen Extra de primera cosecha.

Durante el mes de octubre y primeros días de noviembre, se recolectan las primeras olivas. En este momento, todavía están en la fase inicial de maduración y las aceitunas producen menos aceite pero más concentrado: con un sabor mucho más intenso que perdura en boca.

Otro punto diferencial de estos primeros aceites respecto a cualquier otro aceite de oliva Virgen Extra es el sistema de recolección, que se realiza de forma manual, sin otras herramientas que las manos del agricultor. También es importante el tiempo de elaboración: cuanto menos tiempo pasa entre la recogida y el procesamiento, más bueno es el aceite de oliva.

Borges pone ahora a disposición de los sibaritas solo durante la campaña de cosecha y en edición limitada el aceite de oliva Virgen Extra de primera cosecha, sacrificando la cantidad en pro de la calidad. El resultado es un aceite como los de antes, con un extraordinario sabor intenso y un característico color verde. Los que lo prueban ¡ya no cambian!

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

Las hortalizas son la solución

Leer más
Borges - Deporte
Blog Sabor y Salud

¿Es mejor comer antes o después de hacer deporte?

Leer más
Cocina Mediteránea

Cinco recetas sin gluten deliciosamente inolvidables

Leer más