Delicioso y poderoso: aceite de oliva virgen extra para tus platos

Pocos alimentos tienen un sabor tan delicioso y una textura tan aterciopelada como el aceite de oliva virgen extra. No en vano es el estandarte de la dieta mediterránea en todo el mundo, un alimento tan versátil como saludable. ¿Has probado a explorar todas las posibilidades de utilizarlo crudo? Aquí te damos algunas ideas que van más allá de las ensaladas.

Vinagretas para todos los gustos

El aceite de oliva virgen extra puede ser la base de las más variadas vinagretas. La clásica combinación con vinagre ha dado lugar a salsas sabrosas y deliciosas, que incluyen el aceite como base e incorporan desde vinagre de manzana (un poderoso desintoxicante y antioxidante), especias al gusto o miel, entre otros ingredientes.

La cocción más saludable

¿Por qué no olvidar la sartén y optar por cocciones saludables y bajas en calorías? El vapor es una opción ideal para cocinar verduras y pescados, ya que mantiene intactas todas sus propiedades y nos permite aprovechar todos sus nutrientes. Basta completar el plato con un chorro de aceite de oliva virgen extra crudo, sal y las especias que nos gusten (¿y si aportamos un toque de clavo a nuestra coliflor? ¿O un toque de estragón al brócoli?). El resultado será un plato delicioso, saludable y nutritivo a más no poder, ya que a las vitaminas de las verduras añadiremos las propiedades cardiosaludables del aceite de oliva.

¿Y si nos lo bebemos?

En los últimos tiempos, diversos establecimientos ofrecen smoothies con aceite de oliva, una gran idea que podemos replicar en nuestras casas sin problema. La idea es incorporar una cucharada de aceite de oliva virgen crudo a nuestros batidos verdes, y las posibilidades son tan amplias como deliciosas. Una buena opción es en un batido de piña, bebida de soja y jengibre. Los zumos verdes también se llevan a las mil maravillas con este ingrediente: uno a base de manzana, aguacate, pepino, apio y aceite de oliva virgen extra nos va a aportar una inyección de energía que hará que podamos con todo.

Sopas veraniegas

Gazpacho, salmorejo o pizporrete y otras sopas de verduras y hortalizas propias del verano también nos permiten disfrutar de los múltiples beneficios del aceite de oliva virgen extra. De hecho, cualquier crema veraniega que nos inventemos en momentos de inspiración, aprovechando los ingredientes que tenemos en la nevera, será perfecta para incorporar un toque de aceite de oliva. Es interesante también utilizar un chorro como decoración de nuestras cremas, tanto frías como calientes, en cualquier época del año. Y si encima añadimos unos frutos secos rallados, mejor que mejor.

Aceite y pan, el mejor de los manjares

Lo hacen en numerosos restaurantes, y lo cierto es que es una idea excepcional empezar a abrir boca con un aperitivo a base de un buen aceite de oliva virgen extra en un pequeño cuenco, una sal de calidad y un pan bueno, que puede ser de cereales o incorporar olivas, tomates, orégano o cualquier otro ingrediente. Un buen vino rosado fresquito, buena compañía… y no se nos ocurre un aperitivo mejor.

Un postre diez

A veces nos complicamos la vida elaborando tartas rocambolescas con ingredientes de nombres impronunciables y olvidamos el postre más sencillo y más delicioso del mundo: pan con aceite de oliva, sal y chocolate. Para qué más.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Blog Sabor y Salud

¿De dónde vienen las nueces?

Leer más
Blog Sabor y Salud

El limón, una buena solución

Leer más
Cocina Mediteránea

Cómo aprovechar la pulpa de calabaza

Leer más