Aceite virgen extra, una arma infalible contra la diabetes

Más vale prevenir que curar. Y en el caso de la diabetes es importante grabarse a fuego esta máxima, ya que, según los últimos informes de la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente el 50% de quienes la padecen no son conscientes de ello. ¿Cómo prevenirla? Abandonando los hábitos menos saludables, como el sedentarismo, la mala alimentación y los excesos. Por ejemplo, podemos incluir una buena dosis de aceite de oliva virgen extra en nuestro día a día. Te damos algunos motivos para ello:

1-Sus grasas son beneficiosas para la salud.

Son monoinsaturadas, lo que significa que reducen el colesterol y la presión arterial. Así lo asegura el estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), que concluye que las personas que consumen regularmente aceite de oliva presentan un riesgo de padecer diabetes menor que aquellas que siguen una dieta baja en grasas. Cabe destacar, además, que el aceite de oliva favorece el descenso de los triglicéridos, que, en el caso de los diabéticos, adquieren capacidad para lesionar los vasos sanguíneos y favorecer el desarrollo de arteriosclerosis.

2-Reduce el riesgo de obesidad.

Seguir una dieta mediterránea equilibrada y con una fuerte presencia de verduras, frutas, cereales, legumbres y aceite de oliva virgen extra es la mejor manera de mantener un peso ideal durante toda la vida. No olvidemos que la obesidad multiplica el riesgo de padecer diabetes.

3-Mantiene la tensión arterial bajo control.

Otro de los factores de riesgo para padecer diabetes es la hipertensión, a menudo causada por factores genéticos y por el consumo excesivo de grasas saturadas. Nada como las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva virgen extra para evitar que la presión arterial aumente en exceso.

4-Reduce la incidencia de diabetes gestacional.

Así lo ha publicado la revista científica Plos One, que se ha hecho eco de los resultados del Estudio San Carlos de Prevención de Diabetes Gestacional. Y concluye que el consumo de aceite de oliva virgen extra no solo reduce hasta en un 30% la diabetes gestacional, sino que mejora la salud de los recién nacidos.

5-Hace disminuir los niveles de glucosa en sangre.

Y esto ocurre tanto en ayunas como tras haber ingerido una buena cantidad de glucosa, cuyos niveles disminuyen hasta un 12% si se acompaña del consumo de aceite de oliva virgen extra. Así lo revelan diversos estudios realizados por la American Diabetes Association.

Deja una respuesta

Entradas relacionadas

Borges - aceite fresco de temporada
Blog Sabor y Salud

¿Cuándo deberías apostar por el aceite de temporada?

Leer más
Borges - Bebidas vegetales
Blog Sabor y Salud

5 cosas que (quizás) no sabías sobre las bebidas vegetales

Leer más
Borges - Cremas de verduras
Blog Sabor y Salud

Cremas de verduras originales

Leer más