3 refrescantes recetas con frutas

La fruta es una familia de alimentos tan saludable como variada. Nadie lo pone en duda. Pero cierto es también que a veces nos puede la pereza y no tomamos toda la deseada. Y mira que sabemos que la piña, por ejemplo, es uno de los aliados más efectivos para eliminar líquidos; que el plátano nos aporta una interesante dosis de potasio y eso ayuda a calmar la ansiedad; o la cantidad de vitamina C que tiene un kiwi.

Saludable, cargadita de vitaminas y, además, refrescante. Venga, ¿lo aprovechamos? Claro que sí. Saca el mayor partido a este producto y súmale un toque extra (que no dejará indiferente) con las siguientes recetas:

Gazpacho de sandía y fresas

Necesitaremos 400 g de sandía y 150 g de fresas. Además, un diente de ajo, una cebolleta, medio pimiento rojo, medio pimiento verde, aceite de oliva virgen extra, sal, comino y crema balsámica de Módena. Lo primero será trocear y limpiar de semillas la sandía; lavar bien las fresas y trocear también. Picar la cebolleta y los pimientos, y triturar bien con la ayuda de la batidora. Añadir el aceite de oliva, la sal, el comino y la crema balsámica de Módena al gusto. Puedes acompañarlo de unas mini-brochetas de fresas y sandía.

Sorbete de naranja con toque de mango

Una sencillísima receta que se prepara con naranjas, nata montada helada y azúcar. Pelamos y trituramos las naranjas (3 por persona) y las pasamos por un chino. Añadimos la nata montada helada (75 g por persona) y movemos bien. Endulzamos al gusto. Colocamos el sorbete en un recipiente hermético y guardamos en el congelador unos 20 minutos. Lo movemos para que no cristalice, pues queremos una consistencia semi-helada. Cuando alcance la textura deseada, servir en copas y rematar con crema balsámica de mango. Un toque exótico que le irá de maravilla.

Crepe de frutas

Como postre o como merienda, una manera alternativa de comer fruta. Bien podemos preparar la masa de los crepes desde cero o decantarnos por la receta exprés, comprando un preparado para crepes y tortitas (que encontrarás fácilmente en el supermercado) o los crepes ya listos. La idea es rellenarlos de diferentes frutas, cortadas en pedazos (plátano, fresas, melón…) y rematar la jugada con un chorrito de crema balsámica de frambuesa. Fruta en dos texturas. ¡Riquísimos!

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Cocina Mediteránea

La importancia de la temperatura del aceite en sartén

Leer más
Borges - Desayuno saludable vuelta al cole
Blog Sabor y Salud

El desayuno para la vuelta al cole… con bebida vegetal

Leer más
Borges - Bebida de nuez
Blog Sabor y Salud

¿Por qué tomar bebida de nuez?

Leer más